viernes, 17 de mayo de 2013

MALLORCA - BETIS. PIM-PAM-PUM….. FUEGO.




El lunes el Mallorca -el equipo más goleado en casa, 28 goles- se enfrenta al Betis -el 3er equipo más goleado fuera de casa, 36 goles-.

Sin embargo esta fría exposición de datos tiene dos lecturas bien distintas.

Mientras a uno le marcan goles todos los rivales por sus desajustes defensivos reiterados a pesar de su apuesta defensiva, al otro se los marcan por su atrevida apuesta de juego: salir a ganar siempre o…morder bien el polvo.
¿Qué imagen veremos?
Daremos datos ilustrativos de lo que argumentamos, pero el principal es éste: mientras el Mallorca necesita llegar 28 veces al área rival para marcar gol (3º peor), el Betis  solo necesita la mitad, 14 veces (después del Barça y Madrid el mejor). 

Y esto lo define las apuestas de juego de los entrenadores; luego las ejecutan los jugadores, no a la inversa, como nos quieren hacer creer a todo el mundo mucha gente que argumentan que la plantilla que tiene el Mallorca no vale para 1ª División. En absoluto de acuerdo.

Otro dato ilustrativo son las jugadas que les han hecho los rivales en su propia área que es donde se marcan el 95% de los goles: 164 el Mallorca por 161 el Betis.
Rubén Castro y Aouate serán determinantes
Esto significa que la diferencia entre uno y otro equipo se ha dado en la parte ofensiva y no en la defensiva. De ahí la clasificación de uno y otro. Y esto tiene también el mismo denominador común. La apuesta de juego de los entrenadores. 

Lo demuestra también otro dato demoledor, mientras el Betis ha dejado su puerta a cero en 12 jornadas el Mallorca lo ha hecho solo en 3 (el peor de la Liga).

Lo que demuestra que la mejor defensa es el ataque. 
Caparrós, sin apuesta de juego definida
Mientras Caparrós y Manzano han planteado los partidos primero a no perder, Mel y otros (Jémez-Djukic-Alcaraz etc.) los plantean a ganar, a tener el balón etc. (70’ más de posesión tiene el Betis que traducido en partidos serían 4 partidos que el Betis tendría el balón todo el tiempo y el Mallorca no lo tendría ni un segundo).

El Mallorca en casa -que es donde los modestos se ganan la permanencia y los grandes los títulos- se ha comportado con una fragilidad fuera de lo común. 

Solo ha ganado 5 partidos de 17 (el 2º peor) y ha perdido 7 de 17 (el 2º peor) empatando los otros 5. Es decir de los 51 puntos jugados en casa solo ha sacado 20. Lamentable. 
Manzano, otra apuesta de juego indefinida
El Betis de Mel llega superconcentrado porque tienen posibilidades reales de ir a la Europa League, y porque técnico, jugadores y afición reclaman venganza de la derrota sufrida en casa en la 1ª vuelta.

Su apuesta de juego oscila entre el 1-4-4-2 y el 1-4-3-2-1 dependiendo de la posición de Rubén Castro y si juega Jorge Molina. Siempre con un planteamiento ofensivo, defensa muy adelantada y juego de transición muy rápido.Y siempre al igual que su talante personal: con altísima intensidad, exigencia y temperamento. 
Mel lleva años con la misma apuesta de juego
En cualquier caso, como siempre, Mel planteará a ganar el partido y se prevé un partido intenso porque al Mallorca ya no le quedan balas, que deberá salir muy concentrado, intenso y buscando la portería rival, porque los jugadores rivales -juegue quien juegue- tienen muy asimilados los automatismos del estilo de juego que ha impuesto Mel.

Veremos qué ocurre.

1 comentario:

5 ultimos post de la pizarra ....