lunes, 30 de septiembre de 2013

BETIS 1- 0 VILLARREAL. “La delgada línea roja de Delgado"




Fue un partido duro, de desgaste, de rápidas transiciones y donde el árbitro -Delgado González- y sus ayudantes dirigieron bien el partido pero se equivocaron muy gravemente en jugadas determinantes en contra del Villarreal.

En absoluto quiere decir esto que el Betis ganase por el árbitro, porque quiso ganar desde el principio hasta el final: dio 100 pases más, centró más y remató el doble que el rival; pero el Villarreal, a su estilo y con muy buen estilo, también lo hizo.

Empezó llevando la iniciativa el Betis con un 1-4-2-3-1 -nos gusta más con dos delanteros- pero el Villarreal con su 1-4-4-2 y a la contra en los primeros 20’ fue mejor.

La jugada espectacular de Cani y el descarado empujón del chileno Lolo Reyes -hermano gemelo por su aspecto, por su contundencia y a veces por su agresividad mal entendida con Medel-, lo vimos todos.
No le he tocao.................
Delgado -en perpendicular con la jugada, a 13 metros de ella y sin obstáculos visuales- se tragó el pito; seguramente por la belleza y la rapidez de la jugada no pitó -incomprensiblemente- nada.

El Betis quería pero no podía. Su juego no era fluido y no se debía al campo sino a que el rival le puso las cosas muy complicadas.

Con Verdú de media punta -perdió 13 balones y no recuperó ninguno- su juego era errático y jugaba a impulsos, ya que J. Molina no tocaba ningún balón y Vadillo y Nosa no desbordaban.

El Betis achicaba con Paulao y Amaya muy bien en la anticipación y con ello y el acierto de Sara transcurría el partido hasta el gol. Y qué gol.
Los dos equipos fueron a por todas
Minuto 35: Nosa saca de banda y después de 18” y haber intervenido hasta 5 jugadores distintos del Betis (Chica-Matilla-Amaya-Vadillo y Verdú), el mismo Nosa remata a la red. En estas acciones los dos últimos rechaces le favorecieron.

A partir de ese momento se intercambiaron los papeles; el Betis se serenó, se echó para atrás y se empezó a comportar como antes el Villarreal, a esperar al rival bien junto y salir rápido; Mel intercambió de banda a Vadillo y Nosa pero esta decisión -que nos gustó-  duró solo hasta el descanso.

El Villarreal por su parte, se comportó como el Betis al principio, intentó llevar la iniciativa, adelantó las líneas, pero no pudo llegar con claridad.

Mel, hizo cambios defensivos y de equilibrio: Nacho, adelantando a Dídac y nos gustó especialmente ver a Nosa en el eje del doble pivote, y Marcelino hizo cambios ofensivos. El Betis siguió sólido.
Unidos por la pasión y el esfuerzo
En la 2ª parte, Delgado volvió a pifiarla cerca del minuto 36’ -en una jugada todavía más clara-: contra por la izquierda, Gio se va de Chica que le derriba muy claramente. Debió ser la 2ª amarilla y por tanto suponer la expulsión de Chica.

Y ya en el descuento, minutos en los que mi padre rezaba para que nunca le ocurriese una jugada tremendamente conflictiva en el área local; ésta -como en el Elche- Madrid- ocurrió.

Ha habido opiniones para todos los gustos, Delgado debió señalar el empujón de Nacho -que es fuera del área y lo que hace tambalear a Aquino en su carrera- y que al final choca con Amaya que sale al cruce, sin tocar éste el balón.
Pequeños pero matones.............
Penalti (?) para nosotros, si no ha pitado la primera falta, sí, pero resulta tremendamente difícil de valorar y de ver por la rapidez de la jugada.

En definitiva un partido con excesivas pérdidas de balón, de muchísimo desgaste, con un Betis distinto -menos técnico y más peleón- y con un Villarreal que nos gustó en todas sus líneas y en su apuesta de juego.

3 comentarios:

5 ultimos post de la pizarra ....