domingo, 23 de diciembre de 2012

MÁLAGA 3- REAL MADRID 2. Me acabé el vinito dulce de Oporto.

Ni le miró, pero se inclinó ante él

Toda mi vida la he pasado hablando -ahora escribiendo- de fútbol; hoy, si cabe, lo haré más porque el partido que vimos ayer lo merece.


En la Previa, como ironía ante el próximo rival de Champions dije que habría que verlo con un vinito dulce de Oporto………casi me lo acabé.


Lo secundario, lo anecdótico, los chismes, el morbo etc., Casillas, Mou, Florentino etc., es decir, de lo que no es fútbol ya se preocupa casi todo el mundo de hacerlo.

Y prácticamente no se habla en ninguna crónica del partido en su esencia. Lo intentaremos, porque vale la pena.


Un partido trepidante, donde el Real Madrid planteó, desde el inicio, un partido dominador.


Al final del partido la posesión del Madrid llegó hasta los 30’ y la del Málaga, prácticamente llegó a su media 24’.


Pero la gestión de la posesión y el fútbol colectivo fue mejor en la 1ª parte del Madrid y en la 2ª del Málaga.


El Málaga, con la apuesta inicial del 1-4-1-4-1, con Portillo de enlace, que no es su puesto -y le ayuda poco a él y a su equipo-, se vio superado muchas veces por un Real Madrid enérgico, rápido, combinativo y profundo, que pudo adelantarse en el marcador.

Un gran equipo y un equipo grande
El Málaga sufrió de nuevo -es lo normal ante uno de los mejores equipos del mundo- y no pudo, salvo en escasas ocasiones sacudirse el dominio blanco, aunque de nuevo mostró su cara atrevida, y no perdió nunca la cara en el 1er tiempo a su rival -en la 2ª parte, el que le rompió la cara fue el Málaga-.

Tampoco paró al rival con malas artes, juego agresivo y sucio -solo 9 faltas al Real Madrid- y ofreció lo que siempre ha intentado Pellegrini: organización defensiva, anticipación, transición eléctrica, libertad y talento individual en la línea de ataque, llegada y remate.


Nos olvidamos del dato más importante y quizá más relevante en el juego colectivo del Málaga: el trabajo en la recuperación y salida de balón.

Ayer Demichelis estuvo, de nuevo, excepcional con 17.


Es el 3º de la Liga ya en este aspecto y solo le superan un brutal Spahic (Sevilla) y Godín (Atleti).

Benzema...por aquí no.
Pero Demichelis, ayer, no solo recuperaba sino que sus pases alcanzaron un porcentaje altísimo de efectividad (41); combinó con todos y cada uno de los jugadores de campo (12) y también con Caballero; solo tuvo ¡1 pérdida de balón!; incluso todas las aperturas a banda alcanzaron su objetivo y todo eso con solo ¡1 falta cometida!
Cristiano tú tampoco.
Los adjetivos elogiosos se nos están acabando con Demichelis: soberbio, la semana pasada lo definimos como imperial, lo de ayer….. ¿Irrepetible?

Ah! Di María, por aquí tampoco
Y el partido de ayer demostró de nuevo que Pellegrini tiene una idea de juego -desde siempre- y que Mou no.


Por eso la UEFA tiene, desde hace años, un vídeo explicativo de Pellegrini con su apuesta de juego de bandas móviles y Mou nunca será capaz de explicar en la UEFA, ni en ninguna Escuela de Entrenadores qué apuesta de juego tiene para poder enseñarla.


Vimos movimientos defensivos de excepción del Málaga -sobre todo en la 2ª parte- y decepcionantes del Madrid.


Mientras Pellegrini prohíbe a sus jugadores defensivos que reculen y se metan en su propia área (la línea de cal del área parece un precipicio porque no la pisan nunca); el Madrid recula no se sabe muy bien cómo, se meten en su área; a veces uno, a veces otro y a veces todos, ante los desmarques rivales.


Ayer lo hizo Essien con Joaquín en el segundo gol, y Sergio Ramos con Santa Cruz en el tercer gol.


Y los goles que se produjeron fueron la consecuencia del juego de uno y otro.


En el primer gol del Málaga, hasta 8 jugadores de campo diferentes, más Caballero, intervinieron en el 1er gol de Isco. El balón salió jugado desde Caballero, 31” de duración. Inmejorable.

Un talento de oro
Y esa organización defensiva tan bien planificada hizo que el segundo gol del Málaga, hasta 6 jugadores diferentes intervinieran y que comenzase con una recuperación de Sergio Sánchez. 28” de duración. De nuevo parecía inmejorable.


Pero lo inmejorable llegó: 5 jugadores distintos participaron de una forma eléctrica (14” de duración) en el tercer gol: Demichelis recupera en la línea de cal del área -de cabeza- un balón, Isco pasa a Monreal, que se la devuelve, Isco en profundidad -sensacional- a Joaquín, internada, desmarque en diagonal de Santa Cruz, asistencia de Joaquín y gol. Espectacular.

Joaquín mejoró a Cristiano
En la Previa, hicimos una comparación de Joaquín con Cristiano y otros jugadores del Madrid en varios aspectos del juego. Ayer los volvió a confirmar todos.


Podría seguir analizando el partido de ayer -siempre hablando de fútbol- con dos o 3 artículos más, pero mi familia me reclama………estamos en Navidad.

Se me olvidaba, también sonríe.................


 

3 comentarios:

5 ultimos post de la pizarra ....